¿Sabías que, las llantas de tu auto pueden contribuir a gastar más combustible?

Finalmente tienes tu auto, después de juntar tus ahorros y mucho esfuerzo, ¡es tuyo! Pero no todo queda ahí, ahora debes de tener en cuenta que necesitará de cuidados como un mantenimiento, cambio de llantas y muchas cosas más.

Sin embargo no siempre se tiene el conocimiento necesario en estos temas y siempre es bueno contar con alguien que nos asesore y, por qué no, resuelva las dudas que tengamos.

Con ese espíritu es que nace esta sección, para ayudarte a ti mujer intrépida que gusta de hacer las cosas por sí misma, que busca información seria y profesional enfocada en apoyarte a tomar el control de tu auto.

Pues bien, en esta ocasión te traemos unos consejitos muy buenos para que sepas cómo ahorrar gasolina cuidando tus llantas:

Las llantas son súper importantes en los vehículos, son el único elemento que une la carrocería con el camino, así que si pensabas que no son importantes, ¡déjame decirte que estas muy equivocada!

Primer punto.- Se recomienda que tu auto use las de tamaño especificado por el fabricante y son tres medidas básicas que manejan: la primera es el tamaño del rin, y se mide en pulgadas (pulg); la segunda es el ancho de la llanta o banda de rodamiento, y se mide en milímetros (mm); y la tercera es el espesor de la llanta, y esta se mide en porcentaje (%) con respecto al ancho de la misma. La tendencia es usar una llanta y rin más grandes de lo normal esto para mejorar la estética pero perjudica al consumo de combustible principalmente por peso, al ser de mayores dimensiones la llanta obvio pesa más.

Segundo Punto.- La presión de las llantas se mide en libras por pulgada (psi). La mayoría de autos compactos deben de tener presión de 32 o 33 psi en las llantas delanteras y 30 psi en las traseras, esto es porque la mayoría del peso del vehículo se encuentra en la parte delantera. En autos medianos y monovolumen (SUV, crossover, minivan y utilitario) se recomienda que se use la misma presión en las cuatro llantas. Si la presión que trae tu llanta es menor le costara más trabajo a tu coche moverse y por ende consumirá más combustible.

Tercer Punto.- En cuanto al desgaste de las llantas: el “dibujo” que parece como canales en tu llanta tiene como función “pegarte” al suelo o, si pasas por un charco, desplazar el agua; si ya están muy desgastados o como que quieren “desaparecer” será necesario cambiar la misma, ya que si no se hace podrías “patinar” provocando el ya mencionado gasto de combustible. Un tip muy sencillo para revisar su estado es usando una moneda, la de un peso estará bien: hay que introducir la moneda en uno de los canales justo en el punto que indica el triángulo; una llanta nueva o en buenas condiciones debe de mostrar solo la parte donde se encuentra el águila, si se llega a ver más como la orilla de la moneda quiere decir que esa llanta necesita cambiarse.

¿Pero cómo saber todo esto? Normalmente al costado de la puerta del conductor vienen las características de las llantas idóneas para tu vehículo, también a la presión de aire que deben de estar.  Si aun así no lo ubicas, no te preocupes, puedes encontrar esos datos en el manual de tu vehículo que se encuentra en la guantera; o puedes contactarnos a contacto@traccionfemenina.com y nosotros te podemos orientar.

Autor: Omeócatl Moya Venosa
Ciudad de México

*Imágenes: Archivo Tracción Femenina/Web.