Conductora: los frenos son importantes, ¡mira!

En esta ocasión te hablaremos sobre los frenos, todo empieza con ese pedal que está justo al lado del acelerador, por lo regular es el más grande, y sí, su tamaño tiene un propósito para identificarlo sin siquiera verlo más fácilmente. Cuando lo pisas la fuerza con la que lo haces se multiplica por la bomba de frenos usando un líquido especial, pero no te alarmes, ¡esta bomba no va a explotar! Su función es únicamente multiplicar la fuerza y dirigirla a todas las ruedas para poder detener tu vehículo.

Como te comentaba se requiere de un líquido especial, quizá te has de preguntar ¿por qué no solo se ocupa agua y ya? Bueno déjame te comento que el líquido de frenos tiene ciertas ventajas que lo hacen mejor para este trabajo, soporta más temperatura, al estar trabajando cerca del motor y por su simple acción las temperaturas pueden elevarse demasiado y este líquido puede soportar hasta 120 grados Celsius en promedio. También lubrica las partes de metal y mangueras y así no se oxidan, lo que el agua por sí misma no podría cumplir.

Algunos autos cuentan con un “freno de mano” no es más que una palanca ubicada en el centro del vehículo que te ayuda a detener tu auto cuando te estacionas, otros vehículos no traen esta palanca pero en su lugar traen un pequeño pedal ubicado cerca del pie izquierdo del conductor, y más actualmente botones especiales con luz indicadora.

Si tu auto es automático te tengo un pequeño Tip muy bueno: si quieres que tus frenos duren más no pises el pedal de frenos todo el tiempo, úsalo exclusivamente al momento de frenar; si eres de las que suele mantener el pie en el pedal casi todo el tiempo vas a generar un desgaste prematuro e incluso hasta consumir más gasolina.

Volviendo al tema del líquido de frenos, en la actualidad son dos los tipos que predominan: DOT3 y DOT4; es una especificación que se le da por ciertas características que tienen uno y otro.

Por las funciones antes comentadas, te darás cuenta que el mantener en óptimas condiciones el líquido de frenos es muy importante para el buen funcionamiento de tus frenos, pide a tu mecánico que lo revise constantemente y que lo cambie cuando sea necesario por el que se especifica para tu auto en tu manual de usuario, por lo regular es máximo cada dos años o cuando ya deje de verse claro, es decir, que empiece a oscurecerse.

Si aún tienes alguna duda con respecto a este tema, como checar tu líquido de frenos o donde se encuentra el depósito de éste en tu vehículo, escríbenos a contacto@traccionfemenina.com y con gusto te explicaremos.

Autor: Omeócatl Moya Venosa

Ciudad de México

*Imágenes: archivo Tracción femenina.