Consejos fit para no gastar en el gym

Ya estamos en enero retomando la rutina, con bríos y con la alegría de, ahora sí, hacer realidad todos esos propósitos que el 31 manifestamos en el brindis y al comer las 12 uvas.

Uno de ellos, y el que más gente hace, es ponerse en forma: inscribirse al gimnasio de moda e imaginar que todos esos kilitos desaparecerán al ejercitarse. Todo muy bien, pero… ¿y si te “duele el codo” al adquirir una membresía carísima? O si de plano terminaste muy gastada con los regalos navideños, no te preocupes, te vamos a dar las mejores alternativas para conseguir esa figura saludable. ¡Sigue leyendo!

¡En forma ya, y lo mejor: LOW COST!

Aquí te damos estos cinco consejos propuestos por Mayo Clinic que no requieren de un gimnasio costoso, ya que existen alternativas de bajo costo que te ayudarán a ponerte en forma y mantener a salvo tu presupuesto.

  1. Aprovecha las actividades que ya haces y conviértelas en tu rutina de ejercicios, por ejemplo, deja el auto. Sí, al menos una o dos veces a la semana intenta desplazarte en transporte público. Si no puedes, estaciónalo a unas cuadras de tu trabajo para que camines más. ¡A mover las piernas!
  2. Sal a caminar a paso ligero todos los días, puedes iniciar con unos 15 minutos y puedes aumentar el tiempo poco a poco, la cuestión es que disfrutes el paseo. Si hay algún parque cercano a tu trabajo, camina después de comer. Usa las escaleras en lugar del ascensor, o en el metro siempre que te sea posible.
  3. Redobla el esfuerzo en tus tareas domésticas. Pasar la aspiradora, barrer, arreglar tu casa o el jardín, también se pueden convertir en una rutina de ejercicios.
  4. Juega con tus hijos. En vez de sólo verlos en el parque, convive con ellos, jueguen a la pelota, acompáñalos en bicicleta, salten la cuerda, baila algunas canciones que les parezcan divertidas. Si son fans de los videojuegos, opta por aquellos que requieran de movimiento.
  5. Puedes improvisar con artículos del hogar o con tu peso para hacer rutinas de ejercicio. Por ejemplo, algunos productos enlatados pueden servirte como pesas de mano; puedes usar una silla para sostenerte mientras flexionas tus piernas.
  6. Si puedes hacer una pequeña inversión, puedes comprar productos económicos como algunas mancuernas, o bajar alguna aplicación o DVD de ejercicios, puede ser más divertido si invitas a algún o algunos amigos y hacen las rutinas, así se motivan y van notando sus logros. También puedes adquirir balones suizos, o alguno medicinal, pesas rusas, cuerdas para saltar y bandas elásticas.
  7. Si puedes hacer una inversión más grande, compara precios en cuanto a clases o a equipo para obtener el que más te convenga. Incluso puedes comprar equipo usado en buen estado y que no afecte el presupuesto destinado.
  8. Comparte costos con un amigo. Si tienes DVD puedes intercambiarlos y así no se aburrirán, incluso pueden adquirir algún paquete de entrenamiento o clases tipo 2X1. La cuestión es que ambos se motiven y logren sus objetivos.

Ponerse fit no necesariamente tiene que ser caro, concéntrate en tus metas de ejercicios y poco a poco verás el resultado sin alterar tu presupuesto.

Ciudad de México, con información de Mayo Clinic.
Fotografías: Archivo Tracción Femenina