Nueva Renault Kwid: divertida y económica

La nueva “camionetita” llega a México para llamar la atención de mujeres jóvenes que se toman la vida con calma y manejan relajadamente por la ciudad.

Y es que Renault quiere llegar a ellas con una propuesta de mini SUV divertida, original y bien equipada, aunque en realidad es un auto subcompacto que tiene una altura desde el suelo más acorde a un crossover.

Personalmente me pareció un producto que viene a nuestro país con buenos argumentos para convencer a sus posibles compradoras: un gasto de gasolina bajo derivado de su motor tres cilindros con 69 Caballos de Fuerza y transmisión manual de cinco velocidades, conectividad Bluetooth y Mirror Link con Apple CarPlay y Android Auto, aire acondicionado, puerto USB y pantalla táctil de siete pulgadas.

Se percibe un auto amplio por fuera, pero en realidad cuatro pasajeros viajarán mejor, y con todo y eso, Kwid ofrece un manejo estable, relajado y alcanzando incluso velocidades de 110 kilómetros por hora en carretera.

La presentación de Kwid tuvo lugar en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, con diversas actividades para medios de comunicación: manejo por ciudad, carretera e incluso terracería, para posteriormente verlo flotando en una plataforma en el Cañón del Sumidero.

Y es que para Renault este modelo representa un paso importante en su estrategia de crecimiento en nuestro país, ya que de acuerdo con Magda López, presidente y directora de Renault México, esperan vender inicialmente 5,000 unidades, de las cuales, proyectan que el 47% serán mujeres.

Kwid es linda, un aspecto que no tienen todos los autos subcompactos, y eso le beneficia no solo por su diseño exterior e interior (qué cuenta con detalles en color naranja metálico y costuras en mismo color), sino hasta por detalles retro como los tres birlos que tienen los rines de color negro brillante, justo como los antiguos Renault 5.

El motor de 1 litro y 69 Caballos de Fuerza hace un verdadero esfuerzo por mover el auto lo más ágil posible, y la transmisión manual (estándar) de cinco velocidades ayuda al motor con cambios de velocidad cortos entre cada movimiento de la palanca de cambios. ¿Qué significa esto? Que te será fácil cambiar las velocidades y ahorrarás gasolina. Precisamente en ese sentido, Renault instaló un sistema de métricas que indica la forma de manejo y su influencia en el gasto de gasolina.

En los diversos tramos de ciudad y carretera descubrimos un auto pequeño y estable, que puede encarar curvas de forma segura dentro de sus límites; incluso puedes manejarla en algunas zonas de terracería. Algo es cierto: Kwid no ofrece altas velocidades, pero sí un auto seguro, económico y versátil para moverte cómodamente; si eres mamá joven, soltera o tienes una familia chica tendrás a tu disponibilidad equipo de seguridad: fijación Isofix para silla de bebé, cuatro bolsas de aire y frenos ABS.

¿Para quién es?

En la redacción creemos que es para una joven estudiante o profesionista con o sin sin hijos que necesita un auto que gaste poco en gasolina, seguro, y que le permita tener a la mano su música y sus aplicaciones, ¿y por qué no?, para viajar con estilo y diversión.

Finalmente, Kwid tiene un precio inicial de $164,900, para versión Intense; $179,900, para Iconic, y $199,900 para la Outsider, misma que probamos en esta ocasión. Hay cinco colores disponibles, dependiendo de nivel de equipamiento y estarán disponibles en todas las agencias Renault del país a partir del 15 de mayo de este año.

Destacamos: su reducido tamaño pata estacionarlo con menos dificultad, su diseño, las cuatro bolsas de aire, los frenos ABS, el detalle retro de los tres birlos en los rines, el equipo de conectividad y su pantalla de siete pulgadas.

Sería extraordinario con: vidrios eléctricos en las puertas traseras, espejos retrovisores eléctricos una caja automática.

En una frase: un auto juvenil para millenials que quieren estar conectados a sus dispositivos, con un diseño lindo y que gasta poco en gasolina.

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, enviada.
Fotografías: Ainoa Zepeda M.