¡Atenta! Cuida tus pensamientos al volante con estos 4 tips

La mayoría de nosotras sufrimos por cosas que aún no han pasado, situaciones que creemos que pueden suceder en el futuro, también sufrimos por cosas que sucedieron anteriormente, la mayoría de las veces en un pasado muy lejano.

El Buda decía que somos lo que pensamos, que con nuestros pensamientos creamos nuestra realidad.

La mayoría de las veces es difícil calmar a la mente y nos la pasamos “rumiando” (se refiere a las vaquitas cuando están pastando y masticando todo el día) con pensamientos repetitivos y dañinos; pensamos cosas como: ¿Por qué no me saludo hoy?, seguro está enojada conmigo, pero la próxima vez que la vea tampoco la voy a saludar… cuando a lo mejor la otra persona se sentía enferma o tenía mucha prisa y por eso no nos saludó; el hecho no tenía que ver nada con nosotros.

Y esto de la “rumiación” pasa muchas veces mientras vamos al volante, porque como “tenemos tiempo” en lo que llegamos a nuestro destino, le damos rienda suelta a los pensamientos y nos vamos como hilo de media.

Cuando practicamos la atención consciente, estamos más en el momento presente, pero sobre todo estamos atentas a nuestros pensamientos y a nuestras emociones, los siguientes tips funcionan cuando estamos atentas a lo que estamos pensando y cuando no nos dejamos ante cualquier pensamiento que se nos presente.

Con mucho cariño te comparto cuatro tips para trabajar con los pensamientos, para evitar la rumiación y lograr tranquilidad:

Pensamientos negativos

1. Prevenir: si ya sabes que cuando hablas con cierta persona te pones de malas, o si ya sabes que cuando te metes a “stalkear” a alguien en Facebook te da envidia o sientes emociones negativas, trata de prevenirlos no poniéndote en circunstancias que te hagan tener esos pensamientos negativos. Mientras más atenta estés a tus emociones será más fácil prevenir los pensamientos negativos.

2. Erradicar: si estás atenta y te das cuenta que el pensamiento negativo ya llegó, trata de erradicarlo por completo, puede ser que lo hagas con una frase que te inventes para ese momento (yo me repito mentalmente, estás aquí en el momento presente) y eso hace que deje el pensamiento negativo; también funciona estar atenta a la respiración, lo importante es que tu misma encuentres la forma para erradicar ese pensamiento negativo. Encuentra un “anclaje”, una palabra, mantra, seguir la respiración, entre otros, y así lograrás que ese pensamiento negativo se detenga.

 

Pensamientos positivos

3. Cultivar: nosotras sabemos cuáles son los pensamientos nos hacen bien, que nos ayuda a ser más amorosas o compasivas con los demás, a lo mejor repetir alguna frase positiva como por ejemplo: todo va a estar bien, soy plena con lo que tengo, hoy me siento sana y feliz; todas estas te pueden ayudar a sentirte bien durante el día, aquí puedes usar la imaginación para llenar tu cabeza de cosas bonitas.

4. Mantener: si durante tu trayecto te llega un pensamiento bonito, (a lo mejor piensas que bien me vestí hoy, o tengo la seguridad que hoy será un gran día) mantenlo lo más que puedas, ahí hasta le puedes echar más a tu cosecha.

Espero que estos tips te sean de utilidad para tener pensamientos positivos, haciendo que tus trayectos sean más tranquilos y agradables. Los pensamientos positivos los puedes aderezar con una sonrisa, eso hará que tengan más influencia en tus emociones y logres contactar con la tranquilidad y la felicidad.

¡Cuida tus pensamientos!

Ciudad de México
Fotografías: vía Freepik