Renault promueve la participación de la mujer en el deporte automotor

La armadora francesa Renault ha venido impulsando la participación de la mujer en el Gran Premio a través de la Fórmula Renault, categoría que es considerada en Renault como la antesala a la Fórmula Uno y en la que ellas tienen la oportunidad de competir en monoplazas con motores de dos litros para obtener una oportunidad de acceder a la “máxima categoría del deporte automotor”.

El camino, como en muchas actividades en las que la mujer ha buscado abrirse un espacio, no ha sido fácil, basta con recordar las declaraciones del director ejecutivo de la Fórmula Uno, quien expresó recién iniciado el 2016 que no tomaría en serio de ningún modo a una mujer que deseara participar en alguna competencia del Gran Premio.

Sin embargo, ante tales declaraciones, el equipo de Renault Fórmula Uno estableció su postura de continuar apoyando a más mujeres para que accedan a esta importante categoría del deporte automotor.

Una de las primeras en reaccionar a las declaraciones del directivo fue Susie Wolff, una piloto de pruebas que tuvo en sus inicios una participación en la Formula Renault en Inglaterra, país que la vio ganar tres podios y donde obtuvo dos nominaciones como “la mejor piloto del Reino Unido”; posterior a su retiro de la Máxima Categoría en noviembre de 2015 debido a su jubilación, Susie lanzó la iniciativa “Atrévete a ser diferente” de la mano de la Asociación del Deporte Motor del Reino Unido y cuyo objetivo es lograr que las mujeres, desde temprana edad sean inspiradas e impulsadas a largo plazo para conseguir la titularidad en una escudería.

Sin embargo, en 2011, otra mujer, María de Villota convenció a Ecclestone de darle una prueba con el equipo de Renault Fórmula Uno, pero para ello debió prepararse física y mentalmente con pruebas que iban desde el uso de un simulador hasta conducir en la GP2. Para el 3 de agosto de ese mismo año logró probar el monoplaza R29 de Renault en el circuito de Paul Ricard donde declaró al término de la prueba que “la Fórmula Uno es la cima del automovilismo y siempre ha sido un sueño para mi”.

Más adelante, María obtuvo el puesto de piloto oficial de reserva con Lotus Renault GP, pero hacia mediados de 2012 tuvo un terrible accidente en su monoplaza en la pista de Duxford en Cambridgeshire, Inglaterra, en el que perdió un ojo, pero del que logró sobrevivir para posteriormente escribir su libro La vida es un regalo*; lamentablemente, en octubre de 2013 María fallece a los 33 años víctima de un paro cardiorrespiratorio.

Finalmente, podemos mencionar a la piloto de pruebas de Renault Fórmula uno Carmen Jorda, hija del ex piloto español José Miguel Jordá, que realizó gran parte de su carrera en la Fórmula Renault con el objetivo siempre en mente de participar de las carreras de la Fórmula Uno, de la que expresó al conocer su estancia con Renault en 2016: “en todos los sectores, la mujer está tomando ahora un puesto diferente. En la Fórmula Uno, hace veinte años no había ninguna mujer y ahora ya somos dos”.

Autor: David Zepeda Martínez
Ciudad de México

*María de Villota, La vida es un regalo, editorial Plataforma, 2013
**Imagenes: Obenidas de Twitter y cortesía de Renault Sport.