El tráfico y tú

Quienes vivimos en ciudades como México (CDMX), Guadalajara (GDL) o Monterrey (MTY), nos enfrentamos a diario a un problema vial: el tráfico.

Esta situación se ha convertido con el paso de los años en una pesadilla para los ciudadanos, no importa si viajan en automóvil particular o transporte público.

Y no solo eso, también es un factor relacionado con la salud porque crea en las personas ansiedad, molestia y estrés entre otros males, lo que afecta irremediablemente en la convivencia cotidiana.

Por otro lado, ha dejado de ser un padecimiento propio de las grandes urbes como las mencionadas al principio, ahora ya es común ver congestionamientos en capitales como Querétaro o Oaxaca, algo que en otros tiempos era impensable.

Causas

¿Qué provoca este caos? En primer lugar, el número de vehículos circulando. El crecimiento de las ciudades es inevitable y esto tiene consecuencias.

Otra razón es la mala o nula planificación de las vialidades. Y esto tiene que ver desde la restricción a la circulación de vehículos en ciertas zonas, hasta la reducción de carriles en vías importantes e incluso la sincronización de los semáforos.

Existen otras, sin embargo una fundamental tiene que ver con nosotros, contigo, y es la educación vial.

¿Cuántas veces al día nos toca ver que muchas personas no respetan a los demás? Un ejemplo común es cuando un automovilista deja su vehículo a media calle o avenida solo porque no quiso esperar a que hubiera el espacio suficiente que le permitiera cruzar en su totalidad. Egoísmo total.

Las soluciones

Como hemos visto, si buena parte del problema radica en quienes manejan, el remedio también.

De ahí que si queremos que nuestros trayectos sean menos tortuosos, empecemos por ser mejores ciudadanos, cede el paso al peatón o automovilista, procura que en las intersecciones el cruce sea uno y uno, respeta el semáforo y en general no hagas cosas que no te gustaría que hicieran los demás.

Esta postura tendrá sus frutos pues es muy probable que si eres amable con otros, éstos repliquen tu ejemplo, algo que sin duda será de consecuencias positivas para todos.

Por eso desde este espacio te invitamos a que fomentes una cultura vial del respeto y la educación hacia los demás, si ya lo haces, te felicitamos, si crees que debes cambiar algunas actitudes, hazlo, no te dejes llevar por la indiferencia.

Verás que al final todos saldremos ganando.

Y tú, ¿qué propones para contrarrestar el tráfico?

Autor: Alejandro Martínez Martínez
Ciudad de México

*Imágenes: Alejandro Martínez Martínez.
*Todas las opiniones vertidas en este espacio son responsabilidad de quien las emite y no necesariamente representan el punto de vista de Tracción Femenina.