A prueba: KIA Forte Hatchback 2.0 EX TM 2018, quiere sobresalir

En tan solo dos años de comercializar vehículos en México, KIA comprendió las necesidades y preferencias de un mercado complejo como el mexicano, y prueba de ello es el sexto lugar del podio de ventas que alcanzó en nuestro país tan solo en ese corto periodo de tiempo.

Y es que en cada segmento en el que participa (compactos, SUVs y crossovers), la armadora coreana ha posicionado uno de sus modelos en el gusto de quienes buscan obtener el mayor beneficio por su dinero al momento de adquirir un automóvil.

El Forte es uno de esos vehículos que KIA fabrica en su planta de Pesquería, Nuevo León, en sus dos variantes: hatchback y sedán, para cumplir con la demanda nacional y para exportación, y además de ofrecer un buen balance de equipamiento con desempeño, tendrá la posibilidad de equipar un kit aerodinámico a partir de diciembre de este año para diferenciarlo aún más de su competencia con un “look” de tipo deportivo; y la fórmula funciona: llamarás la atención cuando lo conduzcas y captarás varias miradas en el camino.

Desde que llegó a nuestra redacción generó diversos comentarios, pero creemos que si bien la propuesta del Forte con su kit podría llegarse a considerar un tanto masculina, creemos que tiene y puede lograr llamar la atención de muchas mujeres que buscan diferenciarse y que aún no se deciden por dar ese salto hacia las SUVs, pero que tampoco quieren un sedán o un coche pequeño.

La calidad de materiales ofrecidos en el Forte Hatchback destaca por la sensación que te ofrece al momento de tocarlos, incluso los percibirás sólidos y con buen armado, ni qué decir del diseño que seguramente te parecerá atractivo, ya que a las mujeres de la redacción de Tracción Femenina les pareció muy bien logrado.

Del diseño, como podrás ver en las imágenes de esta prueba, resulta llamativo, más aún por el kit de accesorios de tipo deportivo en color rojo y que consiste en aditamentos en defensas delantera y trasera, faldones laterales y distintivos en los espejos laterales; KIA Motors México confirma que este equipo estará disponible a partir de diciembre de este año en un precio adicional que oscilará entre los $18,000 a los $20,000 pesos.

A ese exterior atractivo suma el quemacosos, alerón trasero, antena de “tiburón”, los faros de luz Xenón, LEDs delanteros diurnos y traseros, salida de escape cromada, una parrilla bien lograda y una especie de aperturas en la defensa delantera que la marca denomina como “cortina de aire”

En cuanto al manejo mantiene el motor cuatro cilindros de dos litros con 150 Caballos de Fuerza y torque de 142 libras pie. De acuerdo con Martín Archundia, responsable de producto de KIA Motors México, el Forte Hatchback busca mantener esa imagen y desempeño deportivo, de ahí que quienes pidieron un menor consumo de combustible fue que la merca decidió ofrecer en julio de este año un motor con ciclo Atkinson exclusivo para la versión sedán, por el momento.

Pero si te preguntas qué es el motor con ciclo Atkinson, y para no entrar en demasiados tecnicismos, se trata básicamente del mismo motor de dos litros, solo que en este caso, y en uno de los cuatro procesos que efectúa un motor al momento de funcionar, se inyecta un porcentaje menor de combustible para que se vea reflejado en el consumo del automóvil: “hay un retraso en el cierre de la válvula de admisión que reduce en tres Caballos de Fuerza la potencia final, pero que mejora el consumo de combustible sensiblemente de manera que en Forte Sedán con transmisión automática ofrece 18.76 kilómetros por litro (combinados) y en Hatchback de 15.72 kilómetros por litro”, nos explicó Martín Archundia. “es una diferencia de casi tres kilómetros por litro”, finalizó.

Y es que la fórmula que KIA utiliza en las variantes de sus modelos Rio y Forte radica precisamente en ofrecer un toque deportivo en sus versiones Hatchback, y uno más familiar en sus versiones Sedán, de ahí que comprendemos la amplitud de equipamiento (y un precio acorde) en la primera.

Al momento de conducir el Forte te encontrarás que efectivamente el arranque ofrece una sensación de agilidad, la posición de manejo es baja e incluso para entrar a la unidad las personas altas tendrán que cuidar de no golpear la cabeza con el marco de las puertas, y sí, requiere de ciertos movimientos en caso de que desees usar falda al momento de manejarlo. Recuerda, es un auto más bien ágil, aunque no sacrifica comodidad; la caja que nos tocó probar es la estándar de seis velocidades con ayuda en el tablero que indica cuándo debes realizar los cambios para lograr un buen consumo de gasolina.

Al tratarse de un auto bajo, deberás cuidar mucho de no golpear el excedente generado por el kit deportivo en la defensa delantera, si bien la altura con respecto al piso original del Forte es más bien baja, con este aditamento te preocuparás al momento de subir o bajar de una rampa de acceso, incluso, aunque nos dimos cuenta tarde, deberás recordarle al valet parking que tenga cuidado en ello, si no quieres encontrarte con una desagradable sorpresa…

El número de asistencias en el Forte es amplio y para las conductoras creemos que la asistencia para arrancar en pendientes, los sensores de estacionamiento delanteros/traseros, la cámara de reversa, el retrovisor de oscurecimiento automático en caso de deslumbramiento serán de gran ayuda, y si eres una mamá moderna que gusta de romper esquemas y etiquetas, también incluye fijación de tipo ISOFIX para la silla del bebé en la banca trasera.

Al interior encontrarás una pantalla táctil de siete pulgadas que centraliza audio, mapas, navegación y pantalla de reversa, entre otras, que te permitirá conectar fácilmente tus dispositivos móviles sin importar el sistema operativo, de hecho la consideramos una de las más amigables en nuestras pruebas de diversas marcas y modelos; bien por KIA, este es un detalle que a muchas conductoras les resultará imprescindible, al igual que el espejo con luz en las vísceras y la llave inteligente. Tiene aire acondicionado bi-zona, que te permite regular la temperatura para quien conduce y viaja en la parte delantera.

También destacamos la sensación ofrecida por el volante forrado en piel (multifunción para controlar teléfono, audio, control crucero y configuraciones diversas del vehículo y la computadora de viaje) así como la palanca de velocidades, muy ergonómicas y agradables; cuenta con reposapiés y pedales de aceleración, freno y clutch (embrague) con recubrimiento en aluminio, un detalle deportivo que le cae muy bien al Forte, incluso la suavidad de operación de los pedales destaca a pesar de querer ofrecerte un manejo deportivo.

Los asientos de piel son agradables en su tacto, aunque considera que son más bien firmes y con un soporte en los costados que te abrazará para que tu cuerpo no se mueva al momento de tomar una curva en carretera o en manejo deportivo; la suspensión y la capacidad de resentir las irregularidades en el pavimento se encamina en ese sentido deportivo, si bien no es incómoda y logra comodidad, en baches se transmitirá un seco golpeteo.

Respecto del consumo, creemos que por la orientación del auto es el esperado ya que en nuestras pruebas en uso urbano reportó 13.06 kilómetros por litro, y eso considerando que tuvimos momentos de mucho tráfico y realizamos aceleraciones para entrar en vías rápidas.

Otro de los grandes diferenciadores de los automóviles KIA es precisamente el equipamiento de seguridad que ofrecen aún en sus versiones básicas (o menos equipadas), y el Forte no es la excepción: seis bolsas de aire, frenos ABS, control de estabilidad y control de tracción.

Finalmente, puedes elegirlo en nueve colores exteriores disponibles y dos para los asientos de piel: negro o gris, así como dos acabados de rines de aluminio, que dicho sea de paso, la llanta de refacción es de tamaño completo y el rin es también de aluminio como el resto de las cuatro ruedas, algo no tan usual de encontrar ya no digamos en su segmento, sino en casi cualquier marca y modelo.

El Forte Hatchback 2.0L SX con transmisión manual tiene un precio de $329,900, y su deseas equipar el kit deportivo su precio rondará los $349,900 pesos aproximadamente, un costo muy competitivo frente a su competencia con la misma carrocería tipo Hatchback (SEAT León, Volkswagen Golf/Jetta, Peugeot 308).

Destacamos: respuesta del motor, amplio equipamiento, diseño, conducción, calidad de materiales, balance entre precio y lo recibido a cambio.

Sería extraordinario con: faros delanteros full LED o full HID, iluminación ambiental interior en LED, más distancia entre los asientos delanteros y traseros, faros de niebla traseros, encendido automático de los limpiadores del parabrisas.

En una frase: un hatchback bien equilibrado a buen precio con un alto nivel de equipamiento con argumentos para colocarse como una de las mejores opciones de su segmento.

Autor: David Zepeda Martínez
Ciudad de México

*Imágenes: Andrés Coria Ladrón de Guevara.